Proyecto Danza Paisaje: una historia que convive en la escena y que nos convoca en el lenguaje del movimiento

Fecha Publicación

El trabajo busca plantear lo poético del cotidiano del territorio, e intervenirlo de una manera que viene desde la danza contemporánea ¿Qué corporalidad va generando la memoria emotiva del espacio? ¿El paisaje tiene movimiento?

Salvatore Vecchiola Torrejon, Valerya Albornoz Perez, Francisca Villalobos Rivera, Barbara Maldonado Araya y  Javier Jofré Galleguillos, nos traen un proyecto que busca generar una investigación alrededor de la danza y la relación que existe con el paisaje de la segunda región de Antofagasta.

El proyecto que fue grabado en la comuna de Antofagasta, en el sector de Cerro Moreno, camino a Isla Santa María, donde a partir de los resultados de una investigación, se creó una obra audiovisual que resalta la identidad local, la poética del cotidiano, como también los recursos naturales y culturales que ofrece la región.

Durante el proceso creativo experimentaron con distintas técnicas y estilos de danza, para expandir las posibilidades, alrededor del discurso que se puede apreciar en el trabajo realizado.

Conversamos con Francisca Villalovos Rivera, bailarina y directora coreográfica del proyecto, quien nos contó parte de la gestación, prosceso y resultados  de la investigación, planeación y ejecución de Danza Paisaje.

  1. ¿Cómo fue el proceso creativo del proyecto Danza Paisaje, desde el momento que se generó la idea, hasta el momento que comenzaron con los ensayos?

Esta idea nace  desde la intención de visibilizar el paisaje de nuestra ciudad de Antofagasta, somos todos los integrantes de la ciudad, entonces quisimos darle otro valor a este paisaje, otra mirada, otra perspectiva y aprovecharlo de una manera en la que pudiésemos recuperar espacios perdidos en el desierto y darles otro sentido incluso para nosotros mismos, entonces este proceso nos llevó a que antes de grabar y al momento de escoger el lugar, tuvimos que analizar muy bien, con cámaras e improvisación desde la danza, para tomar decisiones en conjunto, ver que tipo de imágenes queríamos rescatar y hacia donde queríamos apuntar. Después de eso se pudieron concretar los ensayos y ahí comenzamos a generar una estructura que nos hiciera sentido con respeto al espacio, una que iba contando una historia y al mismo tiempo que tuviese un momento en el que todos nos conectáramos y fuésemos como un solo cuerpo.

  • ¿Cuales fueron sus influencias e inspiraciones para el contenido de este proyecto, y cómo sus experiencias previas hicieron que se lograra concretar?

La inspiración viene directamente desde el paisaje, lo que pudimos percibir de ese lugar, lo que pudimos experimentar al momento de improvisar, lo que era estar en medio de todo este vacío, en una explanada llena de cerros rocosos de distintos colores, el sol que pega fuerte. Que es distinto al estar en la ciudad, ese silencio, el vacío, la tierra que se levanta y hace sonido al caminar. Todos esos fueron factores que nos llevaron a un estado de desolación y luego de mucha contemplación, todos nos sentíamos en otro planeta en el que éramos cuerpos que tenían las raíces ancladas a la tierra y el tronco muy volátil.

Entonces investigamos sobre ese lugar, sin querer meternos en la profundidad en la que narráramos una historia. En ese espacio anteriormente hace millones de años había mar, entonces ver esos fósiles marcados en la tierra a todos nos hizo click, porque nos dio una mirada, por ejemplo, del cambio climático. Por otra parte, ese lugar fue en dictadura un espacio en el que dejaron a muchos detenidos desaparecidos, entonces eso genera una carga emocional extra. Es por eso que una de las grandes influencias e inspiraciones para el argumento de nuestra obra viene desde ahí, de los cambios, búsquedas, desolación, desierto…

Somos 4 intérpretes que comenzamos bien desolados, pero a medida que fuimos componiendo y que fuimos avanzando, nos encontramos con el otro, lo vamos apoyando lo vamos levantando y se va generando una energía de grupo que es indescriptible.

Por otra parte, tenemos la influencia que nos dejó “Nostalgia de la Luz” este documental de Patricio Guzmán que muestra mucho desierto y que toca el tema de los detenidos desaparecidos. Y ya desde una mirada netamente de la danza, nos detuvimos en el coreógrafo belga Wim Vandekeybus, con su obra Blush, estuvimos viendo fases de Anne Teresa de keermaeker, también miramos bastante Folie de Claude Brumachon y Benjamin Lamarche, y esas obras desde la corporalidad y la imagen, nos conmovieron altamente.

3.Cual es el mensaje y la reseña de la obra?

Los ejes de la obra son el plantear lo poético del cotidiano de este territorio, e intervenirlo de una manera que viene desde la danza contemporánea, entonces eso va descubriendo varias preguntas, ¿Qué corporalidad va generando la memoria emotiva de este espacio? ¿El paisaje tiene movimiento?, ¿Cuales son las cualidades de este paisaje que están influyendo en el movimiento, en el estado, en como nos conectamos entre nosotros?

La reflexión es lo que sustenta esta obra, cada intérprete tiene una historia que convive en la escena y que nos convoca en movimiento, el lenguaje. En el como este paisaje nos enriquece como interpretes, una historia secuencial, un mensaje de 4 personas que están situadas en el espacio, que están pasando por un momento de soledad, de pérdida, pero basta que una se levante con ese ímpetu, con la fuerza que tiene, para empezar a levantarnos los unos con los otros y ver que no estamos solos, que en todos estos procesos de desesperanza y vacío nos podemos apoyar en quienes confiamos.

4. ¿Qué es lo que buscan al realizar esta obra visual, cual es el objetivo en el espectador?

Parte con esta idea de posicionar Antofagasta a nivel nacional desde las artes, donde sigue estando bastante centralizado, estamos en un extremo que quizás nos cuesta para llegar a una visibilización a todo el territorio nacional, y el material audiovisual es una excelente herramienta para hacer viral este espacio, dándole un nuevo significado al desierto, el que no siempre es símbolo de pérdida, nos dimos cuenta que hay toda una transformación y vida en el desierto.

Queremos transmitir cierta empatía por el espacio, por esta carga emotiva que trae al perder a alguien. Con mucho respeto por nuestra historia, como país y como personas.

5. ¿Qué otros proyectos relacionados tienen a corto y mediano plazo?

Queremos tomar otro espacio, pero con otra mirada, otra intención estética. Siempre con esta idea de rescatar, analizar, conservar y ver que nos entrega de manera individual y darle un resignificado, para poder hacer un proceso de visibilizar, y a través de esto lograr otro lenguaje, otra puesta en escena para lograr polarizar los espacios, tenemos arto para escoger.

Tenemos la intención de seguir creando juntos, de abrir caminos en todas las áreas de la danza en la que cada uno tiene más dominio, queremos mezclar, profundizar e ir conectando los diferentes lenguajes para ir dialogando y creando en el camino.

Otras
Noticias

Artes escénicas

Ver Artistas

Artes literarias

Ver Artistas

Artes de la visualidad

Ver Artistas

Artesanía

Ver Artistas

Artes musicales

Ver Artistas

Técnicos especialistas

Ver Artistas

Artes audiovisuales

Ver Artistas

Gestores culturales

Ver Artistas

Antofagasta

Ver Artistas

Tocopilla

Ver Artistas

Mejillones

Ver Artistas

Sierra Gorda

Ver Artistas

San Pedro de Atacama

Ver Artistas

Maria Elena

Ver Artistas